Esperamos que todos nuestros visitantes hayan tenido unas buenas vacaciones y esten con las “pilas cargadas” para el futuro que nos espera.
Lo de España no es una crisis, porque con ella convivimos todos los días en un mundo como el de hoy. Según el diccionario de la R.A.E.; crisis es “situación de un asunto o proceso cuando está en duda la continuación modificación o cese”. Esto a los que trabajamos para vivir, nos suena a cotidiano.
Así que nuestro Presidente Rodriguez Zapatero; sus vicepresidentas actuales y pasadas, desde Sra. Mª Teresa Fernandez de la Vega y la Sra. Elena Salgado incluyendo a un insigne Pedro Solbes, tienen razón ¡No estamos en crisis!
En realidad esto es una “catástrofe” según el D.R.A.E. una catástrofe es un “suceso infausto que altera gravemente el orden de las cosas”.
El verdadero problema es que ni Zapatero, ni Rajoy ni siquiera empresarios reconocidos españoles como pueden ser entre otros Emilio Botín, Amancio Ortega o Florentino Perez, etc, etc. proponen medidas que, al menos intenten, corregir la situación, ni dan ejemplo…Sin embargo hay otros como son Mango o IKEA que han bajado los precios de algunos de sus productos.
En el caso de Zapatero es como si frente a un enfermo de anemia el médico recomiende pedir un préstamo para comprar medicinas y que guarde reposo, en lugar de sugerir que tome vitaminas y se alimente bien.
Rajoy, no sabe no contesta. Es como el médico que en la misma situación dice “No haga caso a ese Dr. Zapatero, un día de estos le traeré yo el tratamiento para su enfermedad”. Pero ese día no llega nunca…
Así pues nuestro consejo: hay que buscar las oportunidades allí donde estén, en nuestra ciudad, en nuestra región, en España, en la UE o en la Conchinchina. Pero por favor no os “acostéis en la cama a hacer reposo”