En la década de 1870, Joaquín María Bartrina y de Aixemús, el culto poeta catalán, diagnosticó: “Oyendo hablar a un hombre, fácil es acertar dónde vio la luz del sol: si alaba a Inglaterra, será inglés; si os habla mal de Prusia, es un francés, y si habla mal de España, es español”. ¡Y no hemos cambiado! Hoy, España es el país occidental con la peor opinión de sí mismo (según el Country RepTrack del Reputation Institute). Como dice el refrán, tiramos piedras contra nuestro propio tejado…

Captura de pantalla 2017-09-15 a las 9.40.34